La boda de Xavi y Anna ha sido como la boda de unos amigos, y creo que eso se nota en el resultado, unas imágenes muy cercanas, naturales y espontáneas, con cierto aire romántico y retro, que ya habíamos dado a su videoinvitación. Aprovechamos también para dejar un fuerte abrazo a todos los asistentes, muchos de ellos ya son como de la familia… y es que Igualada ya ocupa un lugar especial en nuestra historia. También aprovechando que es la feria de abril, enviar un especial saludo hasta el sur de la península, que llenó la fiesta de buen rollo, saetas y alegría!

 

También os invitamos a recordar su videoinvitación de boda!

 

Vestido:  Giovanna Sbiroli

Traje:  Bikkembergs

Ceremonia y celebración:  Molí Blanc Hotel